viernes, 8 de julio de 2011

Sólo contigo.

Y es contigo cuando no hay problemas, cuando todo es felicidad y los miedos desaparecen.
Por que las insignificantes cosas son las que tú valoras...cuando me tocas el pelo y dices que huele genial, cuando pasamos horas sentados en un banco viendo a la gente pasar; como los abuelitos. Jajajaja o como aquella vez con el helado de chocolate, que había más en nuestra cara y ropa que en el cucurucho.
Son estas cosas las que me hacen pensar que vale la pena perder el tiempo contigo, sólo contigo.

2 comentarios:

  1. me encanta tu blog, escribes genial ;)
    te sigo vale?
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias! :)
    Ahora me paso yo por tu blog ^^
    Un besito(L)

    ResponderEliminar