jueves, 8 de septiembre de 2011

Ni las nubes.

CAPÍTULO 5
Mi corazón palpitaba cada vez más rápido y por culpa del nerviosismo interrumpí aquel silencio lleno de pensamientos.
- Tienes un espagueti que te cuelga por la cara. - dije en voz baja.
- Ah...sí, claro. - dijo mientras iba levantándose y quitándose el espagueti de la cara.
La comida transcurrió en un profundo silencio, concentrados en aquellos  espaguetis, a la misma vez culpables de aquello.
- ¿Están buenos? - pregunté sin saber que más decir.
- Sí. - obtuve por respuesta.
Nunca me había sentido tan incómoda como en aquel momento.
- Ali...
- ...
- No quiero que cambien las cosas entre nosotros por lo de antes, podemos seguir siendo amigos o lo que quiera que fuésemos.
Tenía la voz apagada, como si estuviera derrotado.
- Tu eres especial, no me gustaría que todo esto acabara cuando lleguen mis padres, quiero decir... que podemos seguir quedando y todo eso... aun que va siendo hora de que llame a Dani y a los demás, desde que ocurrió todo no se nada de ellos...
- No.
- ¿No?
- Sí... no.
- No quiero que llames a nadie, esta semana es nuestra, nos la debemos.
En ese momento creí que me había vuelto loca, esa no era yo, no era Ali, era otra que estaba bajo los efectos del amor o algo parecido, es muy pronto para decirlo, pero solo de pensar en que se acabe la semana y que cada uno vaya por un camino distinto, me entristece, me pongo de los nervios solo de pensarlo, pensar que todo habría acabado.
- ¿Qué quieres decir con eso?
- Pues quiero decir...
Bip-bip-bip  sonó mi móvil, salvada por la campana-pensé-.
Me levanté como un rayo de aquella silla pensando que aquella llamada era mi salvación.
-¿Sí?
- ¿Ali?
- Sí, soy yo.
- Soy Laura.
- Ah hola Laura.
- No se nada de ti después de todo lo que ocurrió...
- Ni yo de ti.
- He pensado que podríamos ir esta tarde a la piscina a retomar lo de la otra tarde.
Me quedé unos segundos pensando mientras me giraba y veía a Hugo sentado en la mesa del salón.
- ¿Te acuerdas de los que se peleaban?
- Como me iba a olvidar...
- Vale, pues esta semana se quedará en mi casa el chico que me "defendió", Hugo. - aclaré.
- ¿Cómo?
- Es una larga historia Laura, sus padres no están en toda la semana y como sabes los míos tampoco, él no tenía llaves y...
- ¿Está bueno, eh?
- ¡Laura!
- Jajajajajaja
Hablamos un poco más y le dije que no ibamos a poder quedar.
- ¿Quién es... tu novio? - se oía desde el salón.
- ¡Idiota! - le dije desde la cocina.
Acabé de hablar con Laura y volví al salón.
- ¿ Y bien...?
- Y bien ¿qué?
- Pues ¿qué quién era?
- Ah, bueno, ahora te tengo que decir con quien hablo, ¿no es así?
- Claro, al ser el guardaespaldas de Bella durmiente tengo que saberlo todo, no vaya a ser que le pase algo.
- Ya, claro, será por eso... - dije en tono sarcástico.
Me levanté y cogí mi plato.
- Oye, y eso de que no querías que llamara a nadie...¿cómo era?
No contesté, aquellas cuatro paredes eran mi salvación, mi refugio más bien, aquella cocina llena de espaguetis por todas partes que tanto había odiado a la de poner la mesa...era lo mejor en ese momento.
Pero mi lúcido cerebro no cayó en que Hugo tenía piernas y con ellas podía moverse.
¡Toc toc!
-¿Se puede? - dijo con una sonrisa de oreja a oreja.
Seguía sin contestar, pero entró de todas formas. Hice ademán de abrir la nevera pero me vi interrumpida por unas manos que cogían las mías.
- Ali, escúchame.
- Te escucho. - me digné a decir.
- Si quieres que me vaya dímelo ahora, por favor.
- No es que quiera que te vayas, pero entiéndeme esto es muy raro para mi, por que no se si tu te vas colando en las casas cada semana, pero para mi es extraño vivir con alguien a quien no conozco y encima alguien que se porta también conmigo y ...
Otra vez que me quedaba con la palabra en la boca. En ese momento no solo sentía palabras en la boca, sentía unos labios, sus labios...los de Hugo. Era una sensación rara, diferente, especial, salada y también dulce. No lo podía describir con palabras.

Continua en el próximo capítulo :)

9 comentarios:

  1. Jajajaja coincido con Aniuska, por fin! Creo que todos lo esperábamos...
    Aunque no sé que pasará cuando se acabe la semana de estar en su casa mmmm...
    Por cierto me super encantan las fotos de abajo de Amélie:$
    Un beso Rocío (L)

    ResponderEliminar
  2. O: Pero que boniito madre.... bastante predecible pero precioso! jajajajja Haber como consigues tenernos ne vilo ahora porque el momentazo ya llego, pero geniial! espero el siguiente capitulo =)

    ResponderEliminar
  3. Ya veréis lo que tengo preparado jajajajaja, me alegro un montón que os haya gustado ^^
    Muchos besos para todas(L)

    ResponderEliminar
  4. Fantastico Blogg
    te espero en el mio y azte mienbro yo ya soy del tuyo :)
    un kisssssss
    http://roanbeautyfashion.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Muchas graciiiiiias :)
    Claro, enseguida me paso por el tuyo cielo.
    Un besito ^^

    ResponderEliminar
  6. Me encanta :) !! Un saludo de Carlos Garcia Xd

    ResponderEliminar