miércoles, 14 de septiembre de 2011

Ni las nubes.

CAPÍTULO 8
- Lo único que sabemos es que está en estado de coma, aún no ha despertado y según los médicos sería un milagro que lo hiciese... sufre un traumatismo cráneo encefálico a causa del choque que os hizo salir despedidos... tú tuviste más suerte.
En ese momento me sentía morir, una inmensa oscuridad se apropiaba de mi y no me dejaba ver con claridad, ahora todas aquellas promesas se habían quedado en las tablas de madera. Empecé a llorar, no podía dejar de hacerlo, mi madre entendió que en ese momento necesitaba estar sola con mis pensamientos y se marchó.
<¿Por qué a él y no a mi?> <¿Por qué?>  -me repetía una y otra vez.
Me fijé en las vendas que tenía puestas, lo único que parecía estar roto era el brazo izquierdo y el dedo índice del derecho, tenía cortes en la cara y magulladuras en las piernas, pero en ese momento no sentía dolor solo sentía un gran vacío. Me senté en la cama y me puse en pie, tenía que verle y decirle que le quería antes de que fuese más tarde. Salí de la habitación a duras penas, fui a través del pasillo asomándome en cada una de las habitaciones hasta que llegué a la suya.
Estaba quieto, no se notaba ni tan siquiera que respirara, por un momento me asusté. Me acerqué a la cama, tenía media cabeza vendada dejando a la vista esos ojos azules que aún tardaría en ver, una pierna escayolada y varios dedos rotos. Cada cinco segundos se oía el pi...pi...pi del monitor de signos vitales. Le cogí de la mano apretándosela con fuerza mientras decía:
- Te tienes que poner bien - empecé a llorar- acuérdate...no nos separarán ni las nubes.
- Te quiero Hugo, no lo olvides nunca.
- ¡Eh, tu! no puedes estar aquí. - dijo una enfermera amargamente.
Salí de la habitación con lágrimas en los ojos y volví a la mía.
Me tumbé en la cama, y cerré los ojos, pensé que al dormirme me despertaría a su lado, en aquella playa y que todo habría sido una pesadilla.
 Me sumergí en un sueño profundo no quería despertar y sentir aquella impotencia.

Desperté, no sabía que día era, ni tan si quiera si Hugo seguía vivo. Giré la cabeza y vi a un grupo de chicas, a simple vista no las reconocía.
- ¡Ali has despertado! llevas días dormida, nos estábamos empezando a preocupar.
Al oír aquellas palabras me acordé de Bella durmiente-corrían lágrimas por mis mejillas-ahora nadie me sacaría de quicio diciéndomelo.
Eran mis amigas, pensé que no las vería hasta que empezara el instituto.
Antes de que pudiera decir nada se agolparon a abrazarme.
- Venga Ali ahora no tienes que preocuparte por nada, solo de ponerte buena. -dijo Julia, una de mis mejores amigas.
- ¿Pe...pero como habéis llegado hasta aquí?
- Os trasladaron al hospital de aquí, de Madrid, al tener que operar a tu acompañante y no tener suficientes recursos en aquel hospital. Y como vivís aquí pues aprovecharon.
No dije nada, sentía inercia por todas partes, no me encontraba con ánimos ni para abrir la boca, pero hice un esfuerzo.
- Chicas, muchas gracias por venir. - dije con voz apagada.
- ¡No las tienes que dar! - obtuve por respuesta.
Me dieron cada una un beso y se marcharon.
A mi derecha había un gran ramo de flores, en ese momento no me importaba de quién era, solo quería volver a ver a Hugo y saber que estaba bien.
Después de unos minutos entraron mis padres por la puerta, muy nerviosos.
- Nos han dicho tus amigas que has despertado. - dijo mi madre.
- Llevas 3 días dormida, los médicos no se lo explican, no estabas tan leve como para no despertar.
Yo si me lo explicaba, no quería saber nada de nadie, quería desaparecer y pensar que todo había sido una pesadilla. No me digné a hablar.
-¿Sabes Ali? tienes mucha suerte de no haber acabado como el chico que iba contigo, aún no ha despertado del coma y sus padres están destrozados. Y aún nos tienes que explicar que hacías con él en esa moto. -siguió mi padre.
- Tomás déjala, no tiene ganas de hablar de lo ocurrido. -dijo mi madre salvándome de un interrogatorio.
- ¿Has visto el gran ramo de flores que te han traído? - dijo mi madre sonriente, como si quisiera que yo también lo estuviese
- Sí...me he dado cuenta... - dije al fin.
- Te las ha traído Samuel.
Samuel, mi mejor amigo en el instituto, es un chico simpático, al que le gusta jugar a los crucigramas, es guapete pero sin pasarse, le encanta contar chistes y se debe de haber enterado de que estoy aquí.
-Ah...dadle las gracias de mi parte. -dije en tono apagado.
-Ali...intenta estar más contenta, sabemos que esto no es plato de buen gusto para nadie, pero al menos tú estás bien, eso es lo que importa.
-¡¿Y Hugo?! ¡Nos podía haber pasado a los dos lo mismo! ¡No quiero estar feliz y contenta mientras el se debate entre la vida y la muerte! ¿Es que no lo entendéis?
-Ali...pero...
-¡Dejadme por favor, quiero estar sola!

El siguiente capítulo será el último ya que gracias al instituto no tendré tiempo para escribir. Me habría gustado hacer la historia más larga...espero que os haya gustado. Seguiré actualizando el blog pero menos que antes. Besos para todos y muchas gracias :)

5 comentarios:

  1. ala tiia!! No le mates.. estas segura de que va a ser el ultimo? juummmm
    Que pena que hay que volver a la rutina de las clases. Pero haber como es el final, que se me tienen que caer las lagrimas, aunque eso casi lo consigue este. besiitos!

    ResponderEliminar
  2. Ya, es que si no lo acabo ahora, durante el curso no se cuando voy a poder escribir y no es plan tardar una semanaxd
    Bueno pues espero que te guste, y igual es un poco precipitado :S
    Muchos besos(L)

    ResponderEliminar
  3. no se puede acabar esta historia ya , que pena , es que justo ahora ...
    Un besazo , espero que escribas mas historias cuando tengas tiempo!

    ResponderEliminar
  4. no se puede acabar esta historia asi!el blog esta mui chulo y no puedes acabar matando a Hugo...aunque ahora con las clases es un poco dificil,solo espero que sigas escribiendo porque escribes muy bien!un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Ya pero es que no me queda otra u.u por que si no se quedará olvidada ahí hasta a saber cuando jajajaja, si, si supongo que algún día subiré alguna historia suelta :)
    Muchas gracias por vuestros comentarios(L)

    ResponderEliminar